Cítricos,

espumas,

cremosos,

gelatinas,

quesos…

preludio al

mundo dulce.